domingo, 27 de mayo de 2012

"Chenel regresa a Las Ventas", artículo de Rafael Peralta Revuelta, Firma Invitada en el portal Burladero.com


Pablo Hermoso de Mendoza con el caballo "Chenel".


Olía a toreo añejo en el patio de cuadrillas de Las Ventas. Aroma al humo de los habanos, a los miedos escondidos en el esportón, al terno “lila y oro”, a la faena al toro ensabanado de Osborne… Recuerdos al torero del mechón blanco encarnado en el caballo castaño del Centauro de Estella
.
Se anunciaba un nuevo duelo de titanes en la Plaza de Toros de Madrid. Tras el regreso triunfal de Pablo Hermoso de Mendoza de tierras americanas,  Pablo y Diego Ventura volvían a medirse en uno de los compromisos más importantes de la temporada. Les acompañaba, como tercer espada, el portugués Francisco Palha, el cual abrió plaza para confirmar la alternativa.

  La tarde no pudo tener el contenido deseado por el dispar comportamiento de los toros de “Los Espartales”, en buena medida muy aquerenciados a tablas, excepto el templado tercero y el buen lote del “cavaleiro” confirmante, Francisco Palha.

 Pablo pechó con dos toros de difícil lucimiento, en los que mostró, nuevamente, su  indiscutible maestría. Sobre todo el su primer toro, con  el espectacular toreo a dos pistas de “Chenel”, el caballo continuador del toreo de “Cagancho”. El bayo “Ícaro” brilló a un gran nivel, enroscándose en el cuello del toro, a milímetros de los pitones. Oreja de ley para Pablo I de Navarra, Virrey del Toreo a caballo.

 En el cuarto de la tarde, ante un toro complicado de José Luis Iniesta, destacó en una gran batida el castaño “Van Gogh”, hijo del histórico “Chicuelo”, y “Viriato”, que se dejó llegar una barbaridad el toro a la montura y los pechos del caballo. El par a dos manos con banderillas cortas a lomos de “Pirata” fue inmejorable. El fallo con los rejones le privó de volver a cortar trofeos.

 Diego Ventura tuvo dos actuaciones muy completas con toros muy diversos. En su primer toro, tercero de la tarde, sobresalieron los pares de banderillas con “Nazarí”, llevando al toro cosido al estribo alrededor del anillo del ruedo venteño. Con “Ordóñez”, el hermano de “Morante”, citó muy de frente, de punta a punta de la plaza y, tras clavar, dio espectaculares piruetas –ajustadísimas- en la misma cara del cornúpeta. Con “Califa”, el valor seguro de la cuadra, en la suerte del caracoleo, dejó tres rosas en todo lo alto. El rejón definitivo fue de efecto fulminante, cortando así dos importantes orejas y abriendo una nueva puerta grande.

  Diego brindó el quinto toro a su amigo Curro Sierra, gran persona y novillero al que José Tomás iba a ver a las plazas y que una grave cornada en Sevilla le apartó de los ruedos. El toro de Iniesta fue muy deslucido, por lo que el rejoneador de La Puebla del Río tuvo que hacer un enorme esfuerzo.  Sacó al tordo “Pegaso”, nieto del Veiga “Neptuno” y al albino “Remate”, con los que supo resolver con habilidad las complicaciones del toro.

 Palha no pudo redondear con los aceros una tarde vital en su trayectoria como rejoneador. Se llevó el lote más propicio para el lucimiento y tuvo momentos admirables. Lidiando a “Fandanguero”, el astado de la confirmación de alternativa, tuvo una notable actuación con “Trocaldinho”, un lusitano del hierro de su casa, con el que puso dos pares de banderillas de poder a poder. En el sexto, arriesgó mucho con “Wellington”, en asombrosas batidas al pitón contrario.  Ejecutó la suerte con máxima pureza y el fallo con los aceros hizo que no pudiera conseguir trofeo alguno. En cualquier caso, dejó una muy grata tarjeta de presentación en la Plaza de toros de Madrid.

La tarde no dio para más. Ventura salía por la puerta grande de Madrid. En Nimes, Javier Castaño cortó cinco orejas en su encerrona ante toros de Miura. En Códoba, el poderío de “El Juli” se impuso en una faena premiada con dos orejas. Y en Madrid, junto con el triunfo de Diego Ventura, volvió el toreo añejo, el regreso del mechón, del espíritu de Antoñete personificado en el caballo “Chenel” de Pablo Hermoso de Mendoza.
                                                      Rafael Peralta Revuelta

No hay comentarios: