miércoles, 12 de noviembre de 2008

Arte y pintura. Los caballos de Peralta y el sueño de Salvador Dalí.







Desde que Ángel y Rafael Peralta comenzaron a recorrer los ruedos y plazas de todo el planeta, cuando su ganadería era ya mundialmente conocida, los caballos de su ganadería han sido y son fuente de inspiración de numerosos pintores y artistas.
Desde los carteles de Reus, a los de Ruano Llopis. Desde las aguatintas del genial Capuletti -con el que Ángel Peralta escribió el libro "Caballo torero"- a los dibujos de Martínez de León. Desde los óleos de José Manuel Gómez, pintor del caballo cartujano por excelencia, a los magníficos retratos en tamaño natural de Rafael Peralta y Ángel Peralta en su caballo Ingenioso, obra del pintor suizo de la década de 50 Schmid Von Biel, exhibidos en el salón "La Cigüeña" de la finca Rancho el Rocío.
La anécdota e historia real la protagonizó Salvador Dalí, gran amigo y partidario de Rafael Peralta. Éste tenía la costumbre de dejar durante gran parte de la temporada, parte de su cuadra en playa de Haro. El pintor de Cadaqués, seguía muchoa Rafael y solían cenar juntos tras finalizar la corrida. Unas veces iba con Gala, su mujer, otras con el capitán Moore y su pantera, otras vestido de payés. Tras una actuación del menor de los Peralta en los años 70 Figueras, Salvador Dalí le dijo a Rafael que quería retrarlo junto a uno de sus caballos, pues había tenido ese sueño, pero los numerosos compromisos del rejoneador (toreaban por entonces 120 festejos al año), por entonces se lo impidieron.
Información sobre Capuletti y "Caballo torero":

No hay comentarios: