jueves, 21 de agosto de 2008

Los Cuatro Jinetes del Apoteosis volvieron a reencontrarse en la Plaza de Toros de Lisboa.Los hermanos Peralta, testigos de alternativa de Manuel Lupi


Durante la década de los años sesenta, los rejoneadores empiezan a prodigarse en los carteles y constituyen por sí mismos un reclamo de gran trascendencia en las taquillas. Ya no hablamos de rejoneadores que completan los carteles de los toreros de a pie, sino de ternas y cuartetos de caballeros. Así ocurrió, por ejemplo, con los denominados 'Jinetes de la apoteosis', un grupo integrado por cuatro caballeros (Ángel y Rafael Peralta, Álvaro Domecq Romero y José Samuel Lupi) que actuaron juntos en un mismo cartel, en un gran número de corridas, teniendo una gran acogida entre los públicos, y dando origen a un nuevo tipo de festejo.


Es tal la importancia de este cuarteto, motivada por los espectaculares éxitos alcanzados por el rejoneador sevillano Ángel Peralta, que institucionaliza el rejoneo por parejas formando collera con su hermano Rafael; la irrupción en los ruedos de Álvaro Domecq Romero, y la presencia de José Samuel Lupi, que se propicia la celebración de las corridas completas de rejones y da origen a este nuevo tipo de festejo en el que participan cuatro caballeros, que actúan primero por orden de antigüedad, y en los dos últimos toros por parejas.


Se trata de una Época Dorada en el toreo a caballo, que ha marcado un antes y un después en la Historia del Rejoneo. Estos cuatro rejoneadores crearon escuela, desarrollaron nuevas suertes, aportaron un arte y una emoción hasta entonces desconocida y han sentado las bases para situar el toreo a caballo en la cumbre más alta de la tauromaquia ecuestre.


La alternativa de Manuel Lupi el pasado mes de mayo supuso todo un acontecimiento y una nueva cita con la historia, el reencuentro de cuatro colosos del rejoneo en la capital y catedral del toreo a caballo, en la Plaza de toros de Campo Pequenho (Lisboa).

No hay comentarios: