lunes, 9 de abril de 2012

"NERVIOSO II, el caballo de las Espuelas de Oro", artículo publicado en la Revista "Trofeo Caballo". Por Rafael Peralta Revuelta.






Ángel Peralta y Nervioso II, en una perfecta vertical


Wembley. Empire Pool Arena de Londres, 1962

Saludando al público, sombrero en mano,



Con el Coronel Sir Michael Ansell, Chairman of the British Equestrian Federation


Observese el Hierro del Bocado marcado sobre el anca.


Paso atrás sin riendas con las gradas abarrotadas de público.


Perfecto "piaffer". La anécdota del bocado inglés.

Abriendo plaza en la Corrida de la Beneficencia de Madrid.

En la Real Maestranza de Sevilla, citando al toro.


Preciosa instantánea en la plaza de tientas de la finca "Rancho El Rocío"

La nobleza y la doma en una exhibición a cargo del niño Ángel Peralta Rufino, en la Plaza de Toros de Sevilla.

Ángel Peralta y Nervioso II, ensayando el saludo con el brazo cruzado en Berlín.

Las prestigiosas Espuelas de Oro.



Hace cincuenta años, la afición hípica de Inglaterra se rindió ante la equitación de Ángel Peralta y un caballo de leyenda, Nervioso II.


A principios de la década de los 50, Ángel y Rafael Peralta adquirieron uno de los ejemplares más emblemáticos del Pura Raza Español. Nervioso II, propiedad de Fernando C. Terry del Cuvillo, del legendario hierro del Bocado, era hijo de Animoso II y de la yegua Nerviosa V y nieto del célebre caballo “Novato”.
Los Centauros de la Marisma tenían costumbre de seleccionar todas las camadas algún ejemplar de la yeguada de Fernando C. Terry, no sólo por la calidad de sus movimientos, sino también porque a través de ellos se homogeneizaron muchas yeguadas de PRE, dándoles la distinción que el caballo español de aquel entonces había perdido, en busca de alzada, principalmente.
 Los hermanos Peralta no dudaron en llevar hasta su finca de las marismas del Guadalquivir, en La Puebla del Río, al que con los años se convertiría en uno de los pilares fundamentales de su ganadería. “Nervioso II”, de la ganadería legendaria del Hierro del Bocado, de capa castaña, calzado de la pata izquierda, fue rebautizado en el Cortijo de Rojas (hoy finca “Rancho El Rocío”) con el nombre artístico de “Ruiseñor”.
Por su estampa y sus magníficas aptitudes para la doma, “Nervioso II” era el caballo elegido por el Centauro de la Puebla para hacer el paseíllo en los ruedos de todo el mundo. Pero no sólo abría plaza en el ruedo, sino que además, rejoneaba a toros de los más diversos encastes con una asombrosa facilidad.
 Así, Ángel Peralta lo define como un caballo “enérgico, brillante, dulce de boca, con elegantes movimientos, con un destacado trote en extensión y espectaculares  elevaciones, típicas del PRE de la época”. Con el paso del tiempo, Ángel Peralta y “Nervioso II” forman un perfecto binomio, de tal conjunción que parecían formar un solo ser, resultando el caballo ser la prolongación misma del cuerpo del jinete, de una absoluta sincronización entre ambos, pues “de tal compenetración que nunca se adelantaba ni se retrasaba”.

 Wembley, 1962

Londres, 1962. En el Empire Pool Arena de Wembley hay una gran expectación por ver a un caballero español. Dentro del prestigioso evento “Horse of the year”, Ángel Peralta actúa en una exhibición ecuestre durante varios días con Nervioso II.
Para ello, prepara una reprisse donde intercala música clásica y española. Antes de saludar en la pista de Wembley, inicia su actuación ejecutando un perfecto paso español. Continúa realizando un paso de costado con piruetas y apoyos al paso y al trote. La actuación llega a uno de sus puntos más altos cuando suena el Bolero de Ravel y “Nervioso II” realiza un piaffer y passage, tanto en línea recta como en círculos. Otros aires en los que destacan son en piruetas al galope, galope de costado, galope en el mismo sitio y hacia atrás. Al son de la “Danza del Fuego” de Manuel de Falla, el show concluye con unas espectaculares corbetas, paso atrás, trote español y saludo con el brazo cruzado que ponen al público en pie.
La afición inglesa queda asombrada por la variedad de ejercicios que jinete y caballo desarrollan. Nace así la denominada “Equitación torera”, fusión de tres disciplinas: Doma vaquera, Doma clásica y Alta Escuela.

 La anécdota: el bocado inglés

Al día siguiente, le preguntan al Centauro de la Puebla que si sería capaz de ejecutar idénticos ejercicios con un bocado inglés. Ante la cuestión de resolver si sería capaz o no de hacerlo, Ángel Peralta, acepta el reto, permitiéndose la licencia de realizar, excepcionalmente, para la ocasión, la misma reprisse con embocadura inglesa, como homenaje también al apoyo recibido por parte del pueblo británico.
La precisión y perfección de aires y movimientos vuelve a ser francamente insuperable. Por decisión unánime, el Coronel Sir Michael Ansell, Chairman de la British Equestrian Federation, le hace entrega al binomio de la máxima distinción: las Espuelas de Oro.

Con Ángel Peralta y Nervioso II, la equitación española se sitúa en lo más alto de la élite internacional. Tras Wembley, ambos intervienen en diversas exhibiciones por Europa, concretamente, en Ginebra (Suiza) y en Berlín (Alemania).

  Un valiosísimo legado genético
Con el paso del tiempo, “Nervioso II” se convertiría en uno de los sementales emblemáticos del Pura Raza Español. Gran raceador, supo transmitir su morfología y funcionalidad a sus descendientes, manteniendo también, a través del tiempo, la casi extinguida -durante unas décadas- capa negra y castaña en el caballo español de estirpe cartujana.
Si bien tuvo un número mayor de yeguas, su nobleza, así como su carácter polivalente y versátil, lo han heredado muchos de sus nietos y biznietos,  algunos de ellos grandes campeones, lo que ha hecho que muchos entendidos cataloguen su descendencia como una de las líneas más apreciadas del PRE.
  De entre sus descendientes, podemos destacar, en la Yeguada de la Cartuja (Hierro del Bocado), el semental de capa castaña “Osado XIV” (por “Airoso X” y “Osada VI”), con setenta y cuatro hijos actualmente inscritos en el Libro Genealógico del PRE.

Descendencia de campeones

También de la Yeguada de la Cartuja, cabe resaltar el semental de  “Animoso XXXI” (por “Airoso X” y “Animosa XV”), con setenta y dos hijos inscritos. Este ejemplar ha competido a un gran nivel en diversos concursos de Doma Clásica. En este sentido, otros caballos que vienen por línea de “Nervioso II” son el ejemplar TRC “Soleá XX” (por “Poseído VII” y “Solea VIII”), de la Yeguada Agricola Peralta, PRE Campeón de España de Doma Clásica en SICAB 2007 y, “Helio II” (por “Flamenco XII 1979 A” y “Viva II”), de Dominique Roziere, Campeón Absoluto de Doma Clásica de Francia (Saumour 2011) que compite actualmente en el equipo nacional de doma del país galo con el mejor índice de dressage de Francia.
Por último, de esta descendencia, también sobresalen notablemente los sementales del hiero de Peralta, Primavera XXIV (por “Airoso X” y “Primavera III”), de capa negra y con setenta y cinco hijos inscritos, muy en la línea de “Nervioso II”, y “Aviador V” (por “Inspirado VI” y “Aviadora II”), ejemplar TRC de capa torda, transmisor de capas diluidas y bayas PRE.  En concursos morfológicos, destacan a un altísimo nivel, el Campeón de la Raza y de Funcionalidad de USA, “Casuco II” (por “Rumboso XIII” y “Casuca”), de Rancho Madrigal,  o el también Campeón de la Raza de los Estados Unidos de nombre “Vitote” (por “Torero IX” y  “Tarantela”), de Hacienda Miranda.

 Hace medio siglo, Ángel Peralta y Nervioso II, el famoso caballo “Ruiseñor”, conquistaron Wembley para gloria de la hípica española. Cincuenta años después, El Centauro de las Marismas sigue montando aún en otros corceles que heredaron la sangre cartujana de un caballo excepcional, aquel que tanto en el ruedo como en la pista, parecía adivinar el pensamiento del jinete.

 (Por Rafael Peralta Revuelta. Publicado en la Revista "Trofeo Caballo", 2012)

Árbol genealógico de Nervioso II: http://www.allbreedpedigree.com/nervioso+ii

No hay comentarios: