jueves, 29 de diciembre de 2011

Artículo dedicado al Catedrático D. José Sanz Parejo con motivo de su reciente homenaje en Córdoba.


El Profesor Sanz Parejo con el célebre semental Poseído VII

D. José Sanz Parejo en el homenaje que le hizo la UCO.








"Es muy difícil añadir algo cuando está casi todo dicho. Hace muy pocos días, se rindió un merecido homenaje a  José Sanz Parejo, caballero y señor del mundo ecuestre. El área de Reproducción Equina del Hospital Clínico Veterinario situado en el Campus de Rabanales, en Córdoba, tiene ya su nombre grabado tras inaugurar una placa conmemorativa en un acto que contó con numerosas personalidades del mundo equino y universitario. Catedrático de Cirugía y Reproducción, José Sanz Parejo estudió en Sevilla y, años más tarde, marcaría una época como profesor y catedrático en la Facultad Veterinaria de Córdoba. Se haría interminable enumerar los aspectos más destacados de su amplísimo currículum, pero sí podríamos destacar que dejó una extraordinaria impronta tanto en su prolífico magisterio como en darle una mayor categoría a su profesión. Siempre innovador, eficaz y brillante, además de conseguir importantes avances en el ámbito de la investigación, ha sido  gran impulsor a la hora de crear una asociación que preservara el histórico caballo español de estirpe cartujana, donde nos ha dejado sus estudios y conocimientos en obras como «Por las sendas del caballo de pura raza española».  Considero una osadía analizar la intachable carrera de alguien tan ejemplar. Por ello, quisiera terminar recordando una frase la cual tengo por máxima en la vida: «La  competencia sólo asusta a los incompetentes». Así es José Sanz Parejo, hombre sabio, de enorme espíritu de trabajo y sacrificio, pero a la vez, de gran sencillez humana. Es, quizás, su personalidad, la que más me llamó la atención desde niño, admirando en él su seriedad y un carácter y filosofía única. Ejemplo de generaciones futuras, hoy, desde el cariño, quisiera sumarme a este dignísimo reconocimiento a quien sigue siendo maestro por veredas de la amistad, del caballo y de la vida".

 Publicado en el diario La Razón: