miércoles, 3 de noviembre de 2010

SICAB 2010. La Yeguada Agrícola Peralta prepara su Subasta anual, que tendrá como novedad, además de yeguas y potros PRE, de caballos de deporte y de rejoneo


 Como viene siendo tradicional cada año, con motivo de la edición de SICAB, la Yeguada Agrícola Peralta celebrará en las instalaciones de la finca "Rancho El Rocío", su SUBASTA anual. En este importante evento, del cual daremos más detalles a lo largo de estos días, se subastarán cinco yeguas de Pura Raza Española, dos de ellas cartujanas puras (Tallista IV de capa torda y Teórica C de capa castaña).  Asimismo, también saldrán a la pista caballos y potros PRE de capas negra,( Naipe, Jazmín, Marismeño),  abayada (Sirena XX) y torda (Millonario AP y Hermoso AP).

 Este año, también figuran en la subasta caballos y potros de deporte y rejoneo: Napoleón, potro perla de línea torera. Ungido, Pretencioso, Jinete y Madrileño, hijos del semental de salto Lacor. Bético, ejemplar negro domado en Alta Escuela, y Ungido, Anglo-árabe castaño de 1,66. Los precios de salida oscilan entre los 2.500 € y los 9.000 €, excepto el caballo Bético, con un precio de salida de 15.000 €.

En breve, más información de los ejemplares. Más información: peralta@bitmailer.com y peraltahorses@gmail.com

lunes, 1 de noviembre de 2010

"Réquiem por un caballo", artículo dedicado a BRUJO en el diario La Razón de Sevilla.



NOVIEMBRE en Sevilla no es sólo el mes de los difuntos. En noviembre, la ciudad vive días de esplendor dedicando su particular feria de otoño en torno al caballo. SICAB cumple veinte años atrayendo a ganaderos, turistas y curiosos de todo el mundo para admirar la belleza de nuestro arte ecuestre. Un arte efímero, ya que cuando un equino muere, ni siquiera una imagen o una película pueden reproducir la emoción de ver a ese caballo en movimiento. Al contrario de otras facetas como la pintura o la música, donde las obras de mantienen vivas, con la pérdida del animal se fuga, también, el trabajo del artista. Hace unos días se fue “Brujo”, un caballo de leyenda. Tenía treinta años. Eterno compañero, con él viví mi infancia, mi juventud…”Brujo” fue el caballo más inteligente que pude conocer. En el campo resaltaba por su chispa, por su temperamento. En la plaza, se distinguía por su arrogancia y su intuición torera. Dicen que ha sido uno de los corceles que han marcado época. No me hizo falta montarlo mucho para amarlo y apreciarlo con tanto cariño. Me gustaba visitar su cuadra. Bastaba con mirarle para que te transmitiera toda su energía, su fuerza, su carácter. Recuerdo su pelo tordo, su galope, su blanca crin. Ahora, daría lo que fuera por una última caricia, por escuchar de nuevo su relincho. Estoy seguro que muchos caballos, en silencio, están sintiendo su falta. Porque “Brujo” fue un excepcional caballo, y su pérdida ha dejado un vacío que ninguno podrá llenar. Nos queda su memoria, su legado, sus hijos... Se fue el hijo del viento, el caballo amado, "Brujo" por ser el fascinante y mágico corcel que adivinaba el pensamiento del jinete.
                                                                  
                      Por Rafael Peralta Revuelta (Publicado en el diario La Razón, Sevilla 1-X-10)